Pan integral de miel {Receta de panificadora}

Suelo probar muchas recetas de pan para panificadora y cada vez más, opto por panes con harinas integrales, ya sea de trigo, centeno, espelta… Intento que en casa se coma lo más saludable posible. La verdad es que aún no había encontrado un pan de molde integral que me terminara de gustar. La mayoría tenían una miga o muy poco o demasiado consistente. En este caso, la receta de hoy, Pan integral de miel, tiene una miga perfecta, muy suave, y se puede utilizar para hacer un sándwich sin problemas.  Además, le he añadido semillas para darle un plus de sabor y textura, cosa que me encanta. Espero que les guste tanto como a mí.

PAN INTEGRAL DE MIEL {Receta de panificadora}

  • Partes: Para 750 g
  • Dificultad: Muy fácil
  • Imprimir

Pan de molde con harina integral y normal de trigo hecho en panificadora


Ingredientes

  • 360 g de agua tibia (27-32ºC)
  • 2 cdas de miel
  • 30 g de mantequilla, derretida, a tª ambiente
  • 425 g de harina integral de trigo
  • 130 g harina panificable o de todo uso
  • 1 cdta sal
  • 2 cdta levadura seca instantánea o 24 g de levadura de panadería fresca
  • 2-3 cdas de semillas variadas (opcional)


Direcciones

  1. Sacamos la cubeta de la panificadora, colocamos las palas amasadoras e incorporamos los ingredientes. Primero los ingredientes húmedos (agua, miel y mantequilla derretida), luego las harinas, la levadura y la sal (esta última la colocaremos en una esquinita para que no toque la levadura).
  2. Programamos la panificadora con el programa de “Pan integral” y escogeremos el grado de tostado que más nos guste. Le damos al botón de inicio. Si optamos por añadirle semillas, cuando suene la señal en la panificadora y ponga en la pantalla “ADD”, las añadiremos.
  3. Cuando termine, desenchufamos la máquina, sacamos la cubeta de la panificadora y desmoldamos el pan, dándole unos meneos saldrá solo. Lo dejamos enfriar completamente en una rejilla.


Notas:

  • La cantidad de agua dependerá de la harina, la humedad del ambiente… por lo que en el primer amasado tendremos que ir rectificando la cantidad de agua o de harina. La masa resultante debe ser suave, elástica y algo pegajosa. Si la masa es más líquida, iremos incorporando 1 cucharada de harina cada vez hasta que consigamos la textura que estamos buscando. Si la masa estuviera muy seca, incorporaremos 1 cucharada de agua cada vez.
  • Hay que conocer nuestra panificadora, ya que el orden de introducción de ingredientes puede ser diferente de una a otra marca. El orden aquí descrito es para la panificadora de Lidl.
  • Para que no se nos quede las palas amasadoras dentro del pan, podemos extraerlas antes de que hornee. Por eso antes del último levado, tras el pequeño amasado que realiza, le damos al botón de inicio para pausarla, y extraemos las palas con ayuda del accesorio en forma de gancho. En este mismo momento si queremos podemos sacar la masa, plegarla varias veces, darle forma e introducirla de nuevo en la cubeta (si queremos con una servilleta mojada en un poco de aceite limpiamos la cubeta antes de introducir la masa). Este es el momento si queremos añadir más semillas por la superficie (la pincelamos con un poco de agua para que se queden pegadas). Para quitar la pausa, pulsamos de nuevo el botón de inicio.


Receta adaptada: “Bread machine cookbook” – Michelle Anderson



Se puede apreciar qué esponjoso es este pan, ¡delicioso!

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: