Pan de masa vieja {Receta de panificadora}

¿Se acuerdan el Pan de masa vieja  de la entrada anterior? Ese pan lleno de agujeritos y con un sabor increíble. Pues bien, hoy les traigo la versión Pan de masa vieja para panificadora. El sabor es prácticamente el mismo, lo único que le diferencia es la forma del pan, en este, como es lógico, queda en forma de pan de molde, y la corteza no queda tan crujiente como cuando lo hacemos en el horno, pero para el día a día es perfecto.
 

PAN DE MASA VIEJA


Ingredientes

  • 100 g de masa vieja (de pan, pizza…)
  • 500 g de harina de todo uso
  • 340 ml de agua
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/16 cucharadita de levadura seca instantánea de panadería


Direcciones

  1. Sacamos la cubeta de la panificadora, colocamos las palas amasadoras e incorporamos los ingredientes. Primero los ingredientes húmedos, la masa vieja, y luego la harina y la levadura.
  2. Programamos la panificadora con el programa de “Masa para pasta” (programa de 15 minutos de amasado). Le damos al botón de inicio.
  3. Una vez termine, lo dejamos reposar media hora en la misma cubeta.
  4. Le añadimos la sal y volvemos a programar “Masa para pasta”. Debe quedar una masa suave y sedosa.
  5. Quitamos las palas y dejamos fermentar durante 2-3 horas (con la máquina desenchufada) hasta que doble su volumen en la cubeta dentro de la panificadora. Si queremos en este punto podemos sacar la masa, plegarla varias veces, darle forma e introducirla de nuevo en la cubeta (si queremos con una servilleta mojada en un poco de aceite limpiamos la cubeta antes de introducir la masa).
  6. Una vez haya doblado su volumen, programamos la panificadora con el programa “Hornear”.
  7. Cuando termine, desenchufamos la máquina, sacamos la cubeta de la panificadora y desmoldamos el pan, dándole unos meneos saldrá solo. Lo dejamos enfriar completamente en una rejilla.


Notas:

  • Si no tenemos masa vieja en casa, podemos hacerla de la siguiente manera, mezclamos 65 g de harina con 35 g de agua y 1/4 cucharadita de levadura seca instantánea de panadería – o 2 g de levadura seca-. Podemos hacerla el día anterior y dejarla reposar en la nevera. Entre más tiempo esté mejor sabor tendrá.
  • En lugar de levadura seca podemos utilizar levadura fresca. La cantidad sería 0,5 g aproximadamente.
  • La cantidad de agua dependerá de la harina, la humedad del ambiente… por lo que en el primer amasado tendremos que ir rectificando la cantidad de agua o de harina. La masa resultante debe ser suave, elástica y algo pegajosa. Si la masa es más líquida, iremos incorporando 1 cucharada de harina cada vez hasta que consigamos la textura que estamos buscando. Si la masa estuviera muy seca, incorporaremos 1 cucharada de agua cada vez.
  • Hay que conocer nuestra panificadora, ya que el orden de introducción de ingredientes puede ser diferente de una a otra marca. El orden aquí descrito es para la panificadora de Lidl.


Receta adaptada: “Pan casero” – Ibán Yarza


¡Hasta la próxima!

Deja un comentario