Angel food cake

 El Angel Food Cake, o Bizcocho de Ángel, es un bizcocho con una corteza dorada y un interior blanco y súper esponjoso. Los ingredientes principales son claras de huevo, azúcar y harina. No contiene yemas ni ningún tipo de grasas, por lo que podemos considerarlo como un bizcocho “ligero”.
Una característica de este tipo de bizcochos es que deben hornearse en moldes de corona que no sean antiadherentes ni que hayamos engrasado previamente, ya que necesita “agarrarse” a las paredes para poder subir durante el horneado. Otra característica importante, es que inmediatamente después de sacarlo del horno, debemos dejarlo enfriar boca abajo, ya que hasta que no se enfríe completamente es bastante delicado y puede bajarse. Existen moldes específicos para este tipo de bizcochos (a mí me cayó uno en Reyes jeje) que poseen unas patitas y así podemos ponerlo boca abajo sin problemas; pero si no tienen este tipo de moldes, no pasa nada, con cualquier tipo de molde de corona que no sea antiadherente se puede hacer y a la hora de enfriarlo lo colocamos en el cuello de una botella de cristal. Ah, y si tampoco tienen molde antiadherente en forma de corona podemos prepararlo en un molde alargado como yo hice en Chocolate Angel Food Cake. Espero que les guste la receta.

 

ANGEL FOOD CAKE

Para un molde de 25 cm

INGREDIENTES:

  • 120 g de harina de repostería
  • 120 g de azúcar glas
  • 12 claras de huevo, tamaño L, a temperatura ambiente
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 1/2 cucharaditas de cremor tártaro
  • 150 g de azúcar superfina*
  • 1 1/2 cucharaditas de vainilla en pasta

PREPARACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC. Reservamos el molde sin engrasar.
  2. Tamizamos la harina y el azúcar glas en un bol. Reservamos.
  3. Usando un robot de cocina o una batidora, batimos las claras con las varillas a velocidad media hasta que estén espumosas. Añadimos la sal y el cremor tártaro y batimos hasta que las claras estén blancas y esponjosas. Pararemos la máquina y comprobaremos que se han formado picos blandos, entonces añadiremos el azúcar cucharada a cucharada sin dejar de batir a velocidad media-alta. Cuando las claras formen picos firmes, añadiremos la vainilla y batiremos 1 minutos más. No sobre batir para que no se baje en el horneado.
  4. Tamizamos una tercera parte de los ingredientes secos que teníamos reservados, sobre las claras, y lo incorporamos con mucho cuidado con una espátula de plástico, con movimientos envolventes. Tamizamos e incorporamos lo que queda de ingredientes secos en dos adiciones más.
  5. Ponemos la mezcla en el molde y alisamos la superficie. Pasamos un cuchillo por toda la mezcla para eliminar todas las posibles burbujas que hayan podido quedar.
  6. Horneamos durante 40-45 minutos, o hasta que la superficie esté ligeramente dorada, esté elástica y al pincharla con un palillo éste salga limpio.
  7. Sacamos del horno e inmediatamente dejamos enfriar boca abajo. Si el molde no tuviera patitas, podemos apoyar el centro sobre la boca de una botella de cristal.
  8. Cuando haya pasado 1 hora y el molde se pueda manipular, sacamos el bizcocho del molde. Para poder desmoldarlo, pasamos una espátula o cuchillo alrededor de las paredes del molde para que sea más fácil desmoldarlo.
  9. Dejamos enfriar sobre una rejilla. Espolvoreamos con azúcar glas. Al servir, es mejor cortar las raciones con un cuchillo de sierra.

 NOTAS:

  • Si no tenemos azúcar superfina (caster sugar), podemos utilizar azúcar blanquilla procesada con una picadora (sin que llegue a ser azúcar glas).
  • Para montar las claras, el bol y las varillas deben estar perfectamente limpias porque cualquier traza de grasa puede hacer que no se puedan montar. Para ello podemos pasar un papel de cocina con zumo de limón o vinagre blanco.
  • Es muy importante que las claras estén a temperatura ambiente.
  • Las yemas sobrantes las podemos utilizar para otros postres como natillas, helados… Sin embargo, también las podemos congelar para utilizar después, añadiéndole 1 y 1/2 cucharadita de azúcar por cada 4 yemas para que no se gelatinicen.
  • El azúcar y/o el cremor tártaro se añaden durante el montado de las claras, para estabilizar éstas.
  • Para comprobar que las claras están montadas como deseamos: formarán picos blandos cuando las claras estén ligeramente blandas, se inclinen suavemente hacia un lado y parezcan húmedas; formarán picos firmes cuando se mantengan en pie y tengan aspecto brillante.
    Receta adaptada: “Cake” – Williams Sonoma

 

¡Hasta la próxima!

2 Replies to “Angel food cake”

  1. […] El Devil´s Food Cake es un bizcocho de chocolate denso y húmedo. Se considera el opuesto del Angel Food Cake. Se diferencia de otros bizcochos de chocolate por utilizar cacao con agua caliente en lugar de […]

  2. […] otro día publicaba un Angel Food Cake, un bizcocho súper esponjoso hecho a base de claras y que, como curiosidad, se dejaba enfriar boca […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: