Pechugas de pollo en salsa blanca

La receta de hoy, Pechugas de pollo en salsa blanca, es un plato que a mí personalmente me encanta. A mí me la enseñó mi padre que la aprendió cuando fue a un curso de cocina. A lo largo del tiempo la he ido perfeccionando y ésta es la receta que hacemos en casa.
La salsa consta principalmente de una combinación de puerro y nata, que la hace deliciosa y perfecta para acompañar a las pechugas que son previamente doradas en mantequilla (podemos utilizar aceite de oliva, pero el sabor que le aporta la mantequilla es uno de los matices de este plato). En casa servimos las pechugas con arroz blanco y por supuesto con un buen trozo de pan cerca. Espero que les guste la receta.

PECHUGAS DE POLLO EN SALSA BLANCA

INGREDIENTES:

  • 1 pechuga de pollo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 25 g de mantequilla
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 100 ml de vino blanco
  • 200 ml de nata para cocinar
  • Sal
  • Pimienta

PREPARACIÓN:

  1. Fileteamos las pechugas. Salpimentamos.
  2. En una sartén o caldero bajo, ponemos el aceite de oliva junto a la mantequilla a fuego medio-alto. Cuando esté caliente, doramos las pechugas. Las sacamos y las reservamos.
  3. En ese mismo aceite, ponemos a pochar el puerro y la cebolla, que previamente habremos troceado. Cuando esté transparente, echamos el vino y dejamos que se evapore todo el alcohol a fuego alto.
  4. En un vaso de batidora de mano, ponemos la cebolla y el puerro, junto con la nata y lo picamos.
  5. Colocamos las pechugas en el caldero y cubrimos con la salsa.  Salpimentamos. Dejamos a fuego medio-bajo durante 5-10 minutos para que el pollo coja el sabor de la salsa.
  6. Servimos con arroz blanco.

 

Receta adaptada: Nauzet Reina

 

¡Hasta la próxima!

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: