Mi tarta de cumpleaños: Tarta de lemon curd y frambuesa

El pasado día 10 de septiembre fue mi cumpleaños ¡31 años ya! Como yo digo, ya voy para los 40 (qué exagerada jeje). Pues como no podía ser otra cosa, yo misma me preparé mi tarta. Llevaba tiempo queriendo hacer esta mezcla de sabores, que tanto había visto en otros blogs y que tanto me llamaba la atención: Limón con frambuesa.
Como bizcocho, utilicé el que siempre utilizo para las tartas y para los cupcakes de vainilla. ¡Me encanta! Tiene un sabor a vainilla increíble, es esponjosito y tiene la textura ideal para que no se rompa fácilmente al cortarlo para rellenarlo.
Para el relleno un fresco lemond curd. Ya la entrada pasada les dije de qué manera hacer un lemon curd al microondas, el cual fue el que utilicé para esta tarta.
Para el almíbar elegí uno de limón para seguir en la línea del lemond curd y que no desentonara.
Como cobertura utilicé una crema de mascarpone, nata y mermelada de frambuesa. Riquísima. Nada dulce y que casaba a la perfección con el interior ácido del lemond curd y el dulce del bizcocho de vainilla.

 

En resumen, una rica tarta, de la cual no sobró ni un trocito para el día siguiente. Entre mis invitados la opinión fue que estaba muy buena y que la mezcla de sabores les había sorprendido.

TARTA DE LEMON CURD Y FRAMBUESA

  • Partes: Para un molde de 20 cm
  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Ingredientes

PARA EL BIZCOCHO:

  • 200 g de mantequilla sin sal
  • 200 g de azúcar
  • 200 g de harina
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 1 pellizco de sal
  • 2 cucharaditas de levadura química

PARA EL RELLENO:

  • Lemon curd (receta aquí)

PARA EL ALMÍBAR:

  • 50 g de agua
  • 50 g de azúcar
  • Unas gotas de aroma de limón (o unas cucharaditas de zumo de limón)

PARA LA COBERTURA:

  • 125 g de nata Ermol
  • 125 g de queso mascarpone
  • 50 g de icing sugar
  • 3-4 cucharadas de mermelada de frambuesa (o las que necesite según tus gustos)
  • Colorante rosa (opcional)


Direcciones

  1. Comenzamos con el bizcocho. Precalentamos el horno a 180 ºC y engrasamos el molde y le ponemos un poco de harina para que no se nos pegue. Le podemos poner también papel de hornear (yo he utilizado un solo molde y luego he cortado el bizcocho en dos, pero también puedes utilizar dos moldes, teniendo en cuenta sólo que tendrás que tenerlo en el horno menos tiempo).
  2. En un bol tamizamos la harina, la levadura y la sal. Reservamos.
  3. En otro bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y se quede cremosa. A continuación añadimos los huevos, uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que no se integre por completo. Agregamos la harina que teníamos reservada y el aroma de vainilla y batimos hasta que esté todo totalmente integrado.
  4. Lo ponemos en el molde y horneamos durante 45 minutos aproximadamente (dependerá de cada horno) hasta que lo pinchemos con un palillo y salga limpio. Lo dejamos enfriar 5 minutos en el molde y luego lo sacamos del mismo y lo dejamos enfriar en una rejilla boca abajo para que si nos ha salido “pancita” en el bizcocho, ésta desaparezca.
  5. Cuando haya enfriado, pero no del todo, lo envolvemos en papel film y lo metemos en la nevera hasta que vayamos a montar nuestra tarta.
  6. Ahora vamos a hacer el almíbar. Para ello ponemos en una cacerola el agua y el azúcar y lo llevamos a ebullición. Cuando empiece a hervir lo quitamos del fuego, le añadimos el zumo de limón y dejamos enfriar. Lo metemos en la nevera.
  7. Cortamos por la mitad el bizcocho, pinchamos con un tenedor y lo bañamos con el almíbar. Esto hará que el bizcocho se quede húmedo y por lo tanto más agradable al paladar.
  8. Le ponemos a continuación el lemon curd en una de las mitades (intentar siempre que la parte de arriba del bizcocho sea la parte de abajo, así nos quedará la parte de arriba, que es la de abajo del bizcocho original y por lo tanto más liso arriba). Tapamos con la otra mitad.
  9. Por último hacemos la cobertura. Para ello, con la ayuda de un robot de cocina montamos la nata. Cuando esté montada (cuidado si usamos nata de montar que no se nos pase y se convierta en mantequilla) le añadimos el icing sugar y el mascarpone y batimos hasta que esté integrado (puede que se nos quede un poco líquido al principio pero seguir batiendo que se espesará). Le añadimos por último la mermelada y unas gotas de colorante rosa si queremos y batimos un poco. La metemos un poco en la nevera para que sea más fácil cubrir la tarta luego.
  10. Para cubrir la tarta, primero le ponemos una capa fina (tapamigas) y la metemos un rato en la nevera para que endurezca esta primera capa. A continuación, ya con la ayuda de una espátula cubrimos la tarta.
  11. La guardamos en la nevera hasta que se vaya a consumir.



NOTAS:

  • Todos los ingredientes del bizcocho deben estar a temperatura ambiente.
  • Los huevos son de tamaño mediano.
  • Para la cobertura yo utilicé nata Ermol porque no se baja si está tiempo fuera de la nevera y porque es más compacta, pero se puede utilizar nata de montar sin ningún problema. En otras ocasiones yo la he utilizado y queda muy buena también.
  • En lugar de icing sugar podemos utilizar azúcar glass, aunque la textura cambiará un poco, ya que el icing sugar es mucho más fino.
  • El bizcocho mejor hacerlo el día anterior, para que se quede compacto y sea más fácil trabajar con él.


Como han visto, no pude sacar una foto del corte, para que se viera el interior, ya que cuando me di cuenta ya estaba la tarta partida y repartida jeje…Con lo bonita que me había quedado…Qué le vamos a hacer… Bueno ahora espero que pongan en práctica esta receta, que aunque parezca difícil por todos los pasos que hay que hacer, no lo es para nada.

2 Replies to “Mi tarta de cumpleaños: Tarta de lemon curd y frambuesa”

  1. Con una tarta así estoy segura de que la celebración fue perfecta. Felicidades!!
    Ana de JUEGO DE SABORES

    1. La celebración sí que fue perfecta, con los míos, que es lo importante. Muchas gracias Ana!!
      Un beso!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: