Chocolate sour cream bundt cake {Bundt cake de crema agria y chocolate}

Seguro que están pensando, ya me equivoqué de blog, ¿pero éste no era en español? No, no se vayan, y no, no me ha dado por el inglés, jeje, pero me gusta respetar el nombre original de las recetas, no sé, es como su personalidad. Podría haber puesto “Bundt cake de crema agria y chocolate”, pero no sería lo mismo.

¿Qué es un Bundt cake?

Un Bundt cake es un bizcocho que se hornea en un molde conocido como Bundt, el cual da a los bizcochos unas formas muy llamativas, por lo que no es necesario decoraciones adicionales. Este tipo de moldes, se popularizó en Norteamérica en la década de los 50 y 60, después de que el fabricante de utensilios de cocina Nordic Ware registrara el nombre “Bundt”  y comenzara a producir moldes de fundición de aluminio. La publicidad de Pillsbury le dio a estos bizcochos una gran popularidad.
El Bundt cake no es una receta única, sino que lo característico es la forma. El molde, generalmente es estriado en los lados, pero lo que más lo define es el tubo central o “chimenea” que deja un agujero cilíndrico en el centro del bizcocho. Este diseño, proporciona una distribución de calor más rápida y uniforme que un molde tradicional.
A pesar de ser Nordic Ware la marca más conocida, se puede utilizar para las recetas de bundt cake cualquier molde de características similares (importante: la chimenea central). En el mercado existen diversos diseños y  distintos materiales.

(Fuente: Wikipedia)

Hoy les traigo un bizcocho superjugoso, chocolateado, pero que no es excesivamente dulce. Se ha convertido en uno de mis favoritos, y mira que a mí me suelen gustar todos jeje. Se mantiene perfectamente fuera de la nevera 3-4 días, sin que pierda su jugosidad. Y su cobertura, ummmm! simplemente deliciosa. Y si además es muy fácil de hacer, ¿a qué esperas? Corre, ve al super, compra los ingredientes y a la cocina. No pierdas la oportunidad de hacerlo ¡O TE ARREPENTIRÁS!

CHOCOLATE SOUR CREAM BUNDT CAKE

  • Partes: Para un molde de 10-12 tazas
  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Ingredientes

PARA EL BIZCOCHO:

  • 225 g de mantequilla sin sal, más extra para el molde
  • 40 g de cacao en polvo natural
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 taza (240 ml) de agua
  • 360 g de harina de todo uso, más extra para el molde
  • 350 g de azúcar
  • 1 y 1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico
  • 2 huevos (100 g), a tª ambiente
  • 1/2 taza (120 ml) de crema agria
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

PARA EL GLASEADO DE CHOCOLATE:

  • 115 g de chocolate negro
  • 1 y 1/2 cucharada de miel
  • 1/2 taza (120 ml) de nata para montar
  • 1 y 1/2 cucharada de azúcar


Direcciones

  1. Precalentamos el horno a 180ºC colocando una rejilla en el centro. Forramos el molde con mantequilla y harina, para que no se nos pegue el bizcocho. Lo dejamos de lado.
  2. En un cazo, combinamos la mantequilla, el cacao en polvo, la sal y el agua y lo llevamos a fuego medio. Cocinamos, sin parar de revolver, hasta que esté derretido y bien mezclado. Retiramos del fuego y reservamos.
  3. En un bol, mezclamos la harina, el azúcar y el bicarbonato sódico. Añadimos la mitad de la mantequilla derretida y batimos hasta que esté completamente mezclado. La mezcla se espesará. Agregamos la mezcla de la mantequilla restante y batimos hasta que se quede homogéneo. Agregamos los huevos, uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que no esté completamente integrado. Añadimos la crema agria y el extracto de vainilla. Batimos hasta que quede una mezcla suave.
  4. Colocamos la mezcla en el molde y horneamos 40-45 minutos (dependerá del horno) hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.
  5. Dejamos enfriar durante 15 minutos en el molde y luego sobre una rejilla, hasta que esté completamente frío.
  6. Para el glaseado de chocolate, colocamos los trozos de chocolate y la miel en un bol y reservamos. Mezclamos la nata y el azúcar en un cazo y lo ponemos a fuego medio. Revolvemos hasta que la crema esté caliente y el azúcar se haya disuelto. Vertemos la nata caliente sobre el chocolate y batimos hasta que se derrita totalmente.
  7. Vertemos el glaseado sobre el bizcocho.


NOTAS:

  • La crema agria, también conocida como sour cream, se encuentra a veces en supermercados. En caso de que no la encontremos, la podemos sustituir por yogur griego natural.
  • El cacao de la receta es cacao natural (no Cacao tipo Valor). Se puede sustituir por cacao alcalinizado o de proceso holandés (cacao tipo Valor), añadiendo a la misma cantidad de cacao 2 cucharaditas de cremor tártaro, zumo de limón o vinagre blanco.


Receta adaptada: “Bi-Rite Market’s Eat Good Food: A Grocer’s Guide to Shopping, Cooking; Creating Community Through Food” – Sam Mogannam, Dabney Gough


Espero que esta receta les anime a preparar estos bizcochitos tan jugosos llamados Bundt cakes. Recordad sobre todo que el molde tiene que tener la “chimenea”, para que no tengan problemas a la hora de hornearlos. Ya les iré poniendo más recetas, no será la última, la verdad que con el buen resultado que dan, dan ganas de probar más y más recetas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: