Challah

El challah es un pan de trenza típico del Sabbat en el judaísmo, es un pan de fiesta europeo que simboliza la bondad y la generosidad de Dios. Algunas variedades del challah son más parecidas a bizcochos, con huevos, aceite y azúcar; mientras que otras variedades tienen exclusivamente agua, levadura, aceite y harina. Los judíos se inspiran de muchos de los lugares donde han vivido durante cientos de años, y el challah es uno de esos alimentos que refleja la diversidad de las personas judías y esas experiencias vividas.

En este caso traigo una receta básica de challah, que puede servir de base para otros tipos de challah, tanto dulces como salados. He intentado explicar cómo darles forma. Espero que les sirva, de todas formas, en internet podemos encontrar diversas formas que se le puede dar a este pan. No es nada difícil y quedan muy vistosos. Espero que les guste.

CHALLAH

  • Partes: Para 2 panes
  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Receta de Challah básica


Ingredientes

  • 650 g de harina de fuerza
  • 1 cdta de levadura instantánea de panadería o 12 g de levadura fresca
  • 130 g de azúcar
  • 1-1/2 cdta de sal
  • 300 ml (1-1/4 taza) de agua tibia
  • 60 ml (1/4 taza) de aceite de girasol u oliva suave
  • 2 huevos (100 g)
  • 2 yemas (40 g) o 1 huevo (50 g) + 1 cdta de agua + 1/4 cdta de sal, para pincelar
  • 2-3 cdas de semillas de sésamo o de amapola (opcional), para espolvorear


Direcciones

  1. Mezclamos las harinas, la sal, el azúcar y la levadura en el vaso del robot de cocina. Añadimos el aceite, los huevos y el agua. Mezclamos a velocidad baja con el accesorio pala hasta que los ingredientes formen una bola. Si aún queda harina en el fondo, añadimos un poco más de agua. La masa debe quedar fina y suave (es mejor que quede demasiado fina que demasiado consistente y dura).
  2. Cambiamos al accesorio gancho y amasamos durante 5 minutos aproximadamente, hasta que consigamos una masa firme y fina, ligeramente pegajosa pero no adherente. Si es necesario añadimos un poco de harina.
  3. Engrasamos ligeramente un bol con aceite de oliva y pasamos la masa al cuenco, moviéndola por toda la superficie para que quede engrasada. Cubrimos el bol con film y dejamos fermentar a temperatura ambiente durante 3 horas, o hasta que doble su tamaño. Si queremos podemos dejarla fermentar 1 hora y luego meterla en la nevera hasta el día siguiente. La sacamos 1 hora antes de la nevera, antes del paso siguiente.
  4. Retiramos la masa del cuenco, y la dividimos en dos partes iguales. Ahora le damos forma. Si vamos a hacer una trenza de 3 cabos dividimos cada parte en 3 pedazos iguales; en cambio, si queremos hacer la trenza de 5 cabos, la dividiremos en 5 partes.
  5. Moldeamos cada trozo para convertirlo en tiras, todas de la misma longitud. Trénzalas siguiendo el método de trenza de tres o cinco cabos. Colocamos papel de horno sobre una bandeja y colocamos encima las trenzas. Las pincelamos con la mezcla de huevo, agua y sal. Las cubrimos con papel film y las dejamos reposar durante 60 minutos, o hasta que haya alcanzado 1-1/2 vez su tamaño.
  6. Precalentamos el horno a 175ºC. Volvemos a pincelar los panes con huevo y echamos unas semillas de sésamos o amapola por encima.
  7. Horneamos durante 20 minutos. Giramos la bandeja y volvemos a hornear otros 20 minutos o hasat que esté dorada.
  8. Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.


Receta adaptada: “Modern Jewish Baker” – Shannon Sarna


 

¡Hasta la próxima!

3 Replies to “Challah”

  1. Nauzet venir a verte es tan gratificante como entrar en una tahona por la mañana temprano, solo me falta el cafecito, la Mantequilla y una rica mermelada, para esta en la gloria, ¡qué rico!
    Y ya ni me imagino lo bien que tiene que oler en tu casa. Porque entre panes y bizcochos, se tiene que comer divinamente.
    Precioso el pan, y muy apetecible; por cierto no sé muy bien si tu pan es de lo que se considera cocina kosher, he oído hablar en algunas películas y documentales, me parece muy interesante todo lo que rodea el ritual y la rutina que hay que seguir en la cultura judía para cocinar.
    Besos, que tengas una feliz semana.

    1. Hola Concha, muchas gracias por tu comentario. Pues mira, yo he cogido la receta del libro “Modern Jewish Baker” – Shannon Sarna , un libro de una chica judía. Ella comenta que todas sus recetas son cocina kosher. Yo la he hecho, tal y como ella explica, lo única que mi sal no es kosher, es sal de mesa común. La verdad que lo de la cocina kosher tiene sus rituales y sus ingredientes. Es muy interesante, la verdad.
      Un besote Concha y que pases una feliz semana tú también.

  2. ¡Qué bonito te ha quedado Nauzet! Bien trenzado, con un bonito dorado y con el sésamo de dos colores ¡sencillamente perfecto! Con lo que te recomendé la panificadora y lo abandonada que la tengo desde que llegó Lara ¡con lo que simplifica los amasados! Bueno, poco a poco volveremos a coger rutinas y seguro que cuando entienda estará encantada con los postres de mamá (cuando logre que coma algo que no esté triturado, claro ja ja ja)

    En fin, que es un pan maravilloso y me quedo enamoradita

    ¡Besos mil!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: