Helado de tarta de queso

Uno de mis postres favoritos son las tartas de queso. Con este Helado de tarta de queso he intentado llevar el sabor de una tarta de queso al formato de helado. Lo he acompañado de un coulis de fresas que es muy fácil de hacer y a la vez muy versátil (yo lo suelo usar sobre todo en la crema de mantequilla para tartas, está buenísimo y encima muy natural). Además, le he agregado trocitos de galletas que le aportan una textura crujiente que, a mí, particularmente, me gusta mucho en los helados.

Como siempre, a pesar de que yo lo he hecho con la heladora, no es imprescindible. Al final de la receta les pongo los pasos a seguir en caso de que no tengan en casa este pequeño electrodoméstico. No tienen excusa. Espero que lo disfruten.

HELADO DE TARTA DE QUESO

  • Partes: Para 1 l
  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Helado sabor tarta de queso acompañado de un coulis de fresas y galletas troceadas.


Ingredientes


PARA EL COULIS DE FRESAS:

  • 200 g fresas
  • 50 g azúcar
  • 1 cdta zumo de limón (opcional)

PARA EL HELADO DE QUESO:

  • 250 g yogur griego natural
  • 150 g azúcar glas
  • 400 ml nata para montar, mín. 35% m.g.
  • 350 g queso cremoso
  • 1 cdta vainilla en pasta

ADEMÁS:

  • 50 g galletas tipo Digestive o María, troceadas


Direcciones

COULIS DE FRESAS:

  1. Lavamos y escurrimos las fresas. Troceamos las fresas y las colocamos junto con el azúcar en un cazo a fuego medio, y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego y dejamos que la mezcla hierva suavemente durante 10-15 minutos, o hasta que espese, removiendo de vez en cuando.
  2. Una vez esté listo, quitamos del fuego y pasamos el puré a través de un colador, todavía en caliente, ayudándonos de la parte posterior de una cuchara. Agregamos más azúcar y el zumo de limón si fuera necesario (dependerá de nuestros gustos). Lo colocamos en un recipiente hermético y lo dejamos enfriar.

HELADO DE QUESO:

  1. El día anterior metemos el bol de la heladora en el congelador.
  2. En el bol de la batidora, con el accesorio varillas, batimos todos los ingredientes, hasta que esté bien integrado. Reservamos en la nevera durante 6 horas o hasta que esté bien frío.
  3. Una vez frío, vertemos la preparación en la heladora en funcionamiento. Cuando el helado haya tomado consistencia, pero aún esté elástico le añadimos 3-4 cucharadas del coulis de fresas y las galletas trituradas. Dejamos que adquiera la consistencia de helado. Si queremos que el helado sea más firme, lo guardamos 2 h en el congelador.
  4. Cuando esté listo, le añadimos 3-4 cucharadas de la confitura de fresas (la cantidad dependerá de cada gusto) y las galletas trituradas y mezclamos. Metemos la mezcla en un recipiente hermético y congelamos hasta el momento de servir.


Notas:

  • El coulis de fresas se conserva hasta dos semanas guardado en un recipiente hermético en la nevera. También lo podemos conservar en el congelador. Se puede utilizar para saborizar cremas, bizcochos…
  • Si no tenemos heladora, podemos hacer el helado de la siguiente manera. Vertemos la mezcla en un recipiente hermético y lo colocamos en el congelador. Dejamos enfriar durante 5-6 horas como mínimo, removiendo cada 30 minutos durante las primeras tres horas y luego cada hora durante las siguientes para conseguir un helado cremoso y sin cristales de hielo. Cuando esté casi listo, le añadimos el coulis de fresas y las galletas y mezclamos. Volvemos a congelar hasta el momento de servir.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: