El mejor pan de molde del mundo mundial

Llamar a algo el Mejor Pan de molde del mundo mundial, es mucho decir ¿no? Pero no exagero, está rico rico. Tiene todo lo que yo busco en un buen pan de molde. Es de corteza blanda, miga suave pero que aguante bien cualquier cosa que le eches, sabor un poco dulce y a mantequilla, y un olor… vaya olor, no sólo el que deja en la casa al hornearse, sino el que tiene el propio pan, delicioso. En casa repetimos y repetimos y repetimos, bueno la verdad que intento probar otros panes, pero si por el jefe fuera, sólo comeríamos éste jeje. Espero que les guste tanto como a mí.

EL MEJOR PAN DE MOLDE DEL MUNDO MUNDIAL

  • Partes: Para 500 g (molde alargado de 20 cm)
  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Pan de molde muy esponjoso, con un sabor ligero a mantequilla, que lo hace perfecto para cualquier tipo de sandwich.


Ingredientes

  • 155 g leche
  • 35 g nata para montar, 35% mín. m.g.
  • 25 g mantequilla, a tª ambiente
  • 350 g harina panificable o de todo uso
  • 35 g de azúcar
  • 1-1/2 cdta sal
  • 10 g levadura de panadería fresca o 3/4 cdta levadura seca instantánea
  • Leche, para pincelar


Direcciones

  1. Sacamos la cubeta de la panificadora, colocamos las palas amasadoras e incorporamos los ingredientes. Primero los ingredientes húmedos (leche, nata y mantequilla), luego la harina, la levadura, el azúcar y la sal (ésta la colocaremos en una esquinita para que no toque la levadura).
  2. Programamos la panificadora con el programa de “Masa para pasta” (programa de 15 minutos de amasado). Le damos al botón de inicio. Debe quedar una masa suave y sedosa.
  3. Dejamos fermentar durante 2-1/2 a 3 horas, en un bol aceitado, bien tapado con papel film, hasta que se haya hinchado notablemente y la superficie esté fina y brillante.
  4. Deshinchamos la masa y la colocamos en una superficie enharinada. La estiramos hasta formar un cuadrado. Plegamos los lados hacia el centro como si fueran las páginas de un libro. Hacemos un rulo con ella, sellamos el final con los dedos y colocamos éste cierre hacia abajo en un molde engrasado y enharinado.
  5. Dejamos levar hasta que supere el doble de su tamaño, unas 2-1/2 horas.
  6. Pincelamos la superficie con leche. Horneamos a unos 200ºC durante 30 minutos. Sabremos que está listo porque al golpear la superficie con los nudillos, sonará hueco.
  7. Sacamos del horno, quitamos del molde y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.


Notas:

  • Yo he utilizado la panificadora, pero si no tienen o no quieren utilizarla pueden hacerlo a mano o con ayuda de una amasadora. Sale igual de bien. A mí es que me parece más práctico hacerla en la panificadora.
  • Para ahorrar tiempo, suelo preparar el doble de la receta y hacer dos a la vez. Cuando están fríos, los rebano y los pongo en el congelador en una bolsa de zip. Cuando quiero pan, lo saco unas horas antes o directamente lo pongo en la tostadora. Quedan como recién hechos.


Receta adaptada: “¿Hacemos pan?” – Alma Obregón e Ibán Yarza


¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: