Bizcochos,  Recetas dulces

Bizcocho de limón y semillas de amapola

Cuando  alguien cumple años, a mí me gusta regalarle algo hecho por mí, me parece que es la mejor manera de decirle que es importante para tí. Pues esto es lo que me pasó con mi amiga Amelia. Todos los años pienso en hacerle algo, pero por una cosa u otra, nunca había podido hacerle nada por su cumple. Este año dije se lo hago si o si. Cómo ella es una persona vegetariana, que le gustan las cosas naturales, pensé en hacerle un bizcocho diferente. De nada que vi este bizcocho sabía que le iba a gustar. Y no me equivoqué, le encantó, y a su familia también. Ahora cada vez que habla conmigo me dice “Nau, que rico estaba el bizcocho”, jejeje, tendré que hacerle más a menudo uno.
Como ven, he hecho este bizcocho en moldes de papel, que son taaaannn bonitos. Me los encontré el otro día en una tienda de los chinos cerca de mi casa. No tenía mucha fe en ellas, pero después de hornear con ellas, he de decir que repetiré seguro, no se han desmoronado y tampoco se han transparentado en exceso. Me han gustado para el precio que tenían. Creo que son perfectos para regalar nuestros bizcochos.
En cuanto a la receta es un bizcocho de un sabor intenso a limón, tanto por su interior como por su cobertura, y con una textura muy especial por las semillas de amapola. Ese crack crack lo hace diferente. Espero que les guste tanto este bizcocho como a mi amiga.

”BIZCOCHO

  • Partes: ”>Para
  • Dificultad: ”Media”
  • Imprimir

Ingredientes

PARA EL BIZCOCHO:

  • 3 huevos
  • 170 g de azúcar
  • 150 g de mantequilla
  • 160 g de harina
  • 1 cucharita de levadura en polvo
  • 50 g de semillas de amapola
  • 2 limones
  • 1 pizca de sal

PARA EL GLASEADO:

  • 1 limón
  • 200 g de azúcar glass


Direcciones

  1. Precalentamos el horno a 180ºC. Untamos el molde con mantequilla y lo espolvoreamos con harina (si utilizamos moldes de papel como los que yo he utilizado no hace falta este paso).
  2. Batimos los huevos con el azúcar y una pizca de sal hasta que la mezcla esté espumosa.
  3. Derretimos la mantequilla en el microondas a baja potencia.
  4. Tamizamos la harina con la levadura y la incorporamos a la mezcla de huevo. Añadimos las semillas de amapola e integramos.
  5. Por último, añadimos la mantequilla derretida a la mezcla anterior, y la ralladura y el zumo de los limones. Removemos bien para que quede todo bien mezclado.
  6. Vertemos la mezcla en los moldes y lo metemos en el horno durante 30 minutos aproximadamente, o hasta que al pincharlos con un palillo, éste salga limpio.
  7. Los sacamos del horno, y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Si utilizamos otro tipo de moldes, esperaremos 10 minutos y lo desmoldaremos, para dejarlo enfriar totalmente sobre una rejilla.
  8. Preparamos el glaseado mezclando el azúcar glass con el zumo de limón. Cuando los bizcochos estén fríos, los rociaremos con el glaseado


  • Podemos utilizar un molde rectangular o uno redondo de 20 cm. Lo que tendremos en cuenta que el tiempo de horno será mayor.
  • Si queremos rebajar calorías, podemos prescindir del glaseado, pero es cierto que éste es el que le da al bizcocho su sabor característico.


Receta adaptada: “Pastelería Exprés” – Serie minidulces


Miren que corte tiene el bizcocho, es muy bonito ¿verdad?

¡Hasta la próxima!

 

22 Comentarios

  • Marta

    Que buena pinta tiene, yo tengo uno muy parecido en el blog. Me han enamorado los moldes de papel. Ya los conocía pero me daban un poco de miedo por si no aguantaban. Pero ahora que he visto los tuyos cuando los vea en alguna tienda me los compro seguro.
    Un saludo 🙂

  • Nuria Eme

    Hola guapísima!!!
    Pues verás, el bizcocho si sabe a limón, ya de entrada me ha conquistado. Y las semillas de amapola, lo cierto es que me gustan mucho, parece mentira que con lo pequeñas que son, tengan tanta presencia allí donde las pongas.
    Y me has sacado de dudas, porque yo también había visto estos moldes, pero no me atreví a cogerlos, ya con tu opinión tengo bastante.
    Un regalo estupendo, las cosas hechas por uno mismo, tienen un punto de ternura ¿no?
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

  • Manoli Diaz

    Me encanta Nau, las semillas de amapola las uso mucho en panes pero no las he probado con dulces, el bizcocho no me extraña que a tu amiga le gustara pues la pintaza es tremenda esos moldes nunca los probé y tienes razón que bonitos lo son un rato, tomo nota amiga que me has dado un montón de ideas.
    Un besito y feliz semana.

    • Nauzet

      Pues pruébalas Manoli porque no tienen desperdicio. A mí me ha encantado, yo también las había utilizado sólo en panes pero no va a ser la última vez, ya te lo digo yo jeje. Me alegro de que te haya dado ideas, ya nos contarás. Un besote!

  • Ana Melm

    Yo he visto muchas veces esos papelitos, pero nunca los compro porque pienso que serán terribles, y mira, funcionan. Los de muffin son un horror absoluto, yo ya los compro "de los buenos" porque de los chinos se abren y no quedan bien. Pero estos se ven más rígidos, más apañaos 🙂

    El bizcocho, divino, me chiflan las semillitas de amapola

    • Nauzet

      Pues mira, gracias Ana por decirme lo de los muffins, ya sé que no tengo que comprarlos, eso que me ahorro. Éstos dan el pego, no son supermegaperfectos, pero no están mal por su precio. Un besote!

  • Bouquet Garni

    Nauzet, cítricos y semillas de amapola son éxito asegurado. Imagino a tu amiga feliz de la vida con su regalo. ¡Qué ricos y qué bonitos te han quedado! Además, son una opción deliciosa para regalar o darse un gusto; cualquier merienda se luce con este budín/bizcocho.
    Aprovecho para saludarte, ya que me tomo unos días de descanso y andaré ausente por la blogosfera. Espero que pases un hermoso julio y nos reencontramos a la vuelta.
    Besos grandes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: